«

»

May 31 2016

Capítulo 06×06 “Sangre de mi sangre” (Juego de Tronos)

     Tras tener durante una semana entera el corazón en un puño y las lágrimas a flor de piel con la muerte de nuestro gran Hodor, HBO vuelve a la carga en primera instancia con la trama con la que acabó el capítulo anterior.

Vemos a una Meera desesperada y aun Bran deambulando entre el espacio y el tiempo con un poder enorme el cuál aún no ha aprendido a controlar, yendo y viniendo a modo de flashes de la vida acontecida en los siete reinos.

Como veníamos diciendo hace unos días en el artículo (Bran Stark teoria) en el que exponíamos que Bran podía ser el causante de todos los males en los 7 reinos (empezando por la locura del Rey Aerys Targaryan), estamos a un paso más cerca de confirmar ésta Teoría, pues en uno de los devenires de Bran, podemos ver como en escena tenemos al rey Aerys y como se oye un sinfín de veces la frase “quemadlos a todos”, frase que si deducimos que ha salido de los labios de Bran y que el rey la ha escuchado y la ha repetido tal y como Hodor repitió hasta la saciedad su nombre, se refería Bran con “quemadlos a todos” a los espectros?. O simplemente para evitar una paradoja introdujo en la mente del rey Targaryen la semilla de la locura, quemando a su propio abuelo y comenzando el camino para ser verdevidente y el posterior cuervo de tres ojos.

A continuación vemos a un jinete a lomos de un caballo rescatando al tullido Stark y a Meera y logrando matar a unos cuantos espectros a manos de su mangual en llamas. Tras unos minutos confirmamos lo que ya veníamos diciendo, se trata de su tío Benjem Stark, quien nos da una pista de como salvar a alguien que ha sido herido por el arma de un caminante blanco, lo que me lleva a preguntarme que es en realidad el tío Benjem?, ¿un muerto?, ¿un vivo?, ¿un caminante blanco?, ¿alguien arrancado de las sombras?. Son muchas las preguntas que se me vienen a la cabeza y que sin duda conoceremos más temprano que tarde.

En la siguiente trama vemos a Sam dirigirse hacia la morada de su padre, junto a la salvaje disfrazada de Norteña y su “hijo postizo” a fin de que su familia los acoja en su seno.

Tras una más que estresante y tensa conversación en la que la salvaje se desenmascara, Lord Turly deja claro su postura y lo que piensa de su desterrado y desheredado hijo. Finalmente éste roba la espada de acero Valyrio de su familia y se lleva consigo a la salvaje y su hijo. Posiblemente el robo de la espada tenga que ver con el destino al que aspira llegar el hijo de los Turly, pues pretende llegar a la Ciudadela y estudiar el como fabricar Acero Valyrio, que como sabe de buena tinta es capaz de acabar con los caminantes blancos.

Posteriormente en el metraje, hemos visto de vuelta a Arya Stark, la guerra ontológica entre ser nadie y seguir siendo la pequeña de los Stark, ha devengado en la vuelta de la loba Huargo, tras desenterrar a “aguja” la última gota de pasado que le quedaba en su vaso de pasado, huye tras no haber podido matar a la actriz a la que debía de quitar la vida a fin de que aquellos que sirven al dios de muchos rostros no la encuentren para que su rostro pase a ser uno de los rostros que llenan las estanterías de la casa del Blanco y Negro.

Este capítulo nos ha mostrado a un Gorrión supremo ganando la partida de ajedrez a los dos ejércitos mayores de los siete reinos (Los Lannister y los Tyrell), como ya anunciamos, la reina Margaery no ha expirado sus pecados, como ya le vimos hacer a Cersei, y tras haber hecho galanería con despliegue de soldados y caballería el ejército “floreado” nos hemos encontrado con que la fe ha ganado la partida al rey, y el Gorrión supremo ha logrado vencer y tomar Desembarco del rey y por ende los 7 reinos, sin derramar ni una sola gota de sangre, como nos confirman los emblemas tallados en los petos de la guardia real del rey Tommen (rey que por cierto estoy deseando que se carguen y confirmen la profecía de la gitana a Cersei, tres hijos tendrás y de oro serán sus mortajas…), en los que se puede ver una estrella de siete puntas.

Tras la breve aparición de los Frey, en la que nos muestra su desenfado por la pérdida de Aguas dulces y las distintas filigranas del pez negro, volvemos a las estancias dónde vimos morir a una gran parte de la rama Stark, y donde recordamos sin duda alguna lo que fue uno de los capítulos más sorprendentes de la Serie “La boda roja“.

Para cerrar el capítulo con un buen sabor de boca, Daenerys nos adelanta que no existe flota alguna capaz de transportar a su ejército a Poniente, (eso sí por ahora, ya que los Greyjoy están realizando la flota más grande de los siete reinos, pues los Hijos del hierro van a tratar de seducir a nuestra rompedora de cadenas con su ayuda).

y tras irse a dar una vuelta con su caballo a solas, vuelve más Targaryen que nunca a lomos de Drongon (que por cierto como ha crecido el bichaco), cuándo Daenerys llegue a Poniente (allá por el año 2056/2057), si sus dragones no han muerto por longevidad veremos una estampa increíble de lo que será sin duda alguna una guerra increíble entre acero y fuego.

 

Sobre el Autor

Garphy

Enlace permanente a este artículo: http://www.sagaroja.com/06x06-sangre-de-mi-sangre/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: